No es ciudad para skaters

Skate en Valladolid

No es ciudad para skaters

La práctica del skate en Valladolid está viviendo un nuevo resurgimiento.

Una estupenda charla con Fito, que junto con Chivi abrieron Slappy Skateshop hace casi dos años, me pone al día de los entresijos del skate en Valladolid, de los beneficios de este deporte y de los avances que se van consiguiendo para acercar el skate a todo el mundo.

skate en Valladolid blanco y negro
Skaters por las calles de Barcelona

A pesar de asociarse a menudo con una actitud desafiante y rebelde de la vida, el skate es un deporte que aúna colaboración y superación personal. Tras pasar unos buenos ratos con los aprendices del Botijo Indoor Boardhouse, me invado del buen rollo y el compañerismo que envuelve a este grupo que se va formando y que van a desmontar muchos mitos sobre el skate en Valladolid.patinando-en-el-olvido

Y  para terminar de dejarte con la boca abierta, Álvaro Nueveveinte, nos ha cedido sus fotografías para ilustrar este post. Skaters patinando en Valladolid y en otros lugares del planeta. Algunas de ellas se encuentran dentro de su maravilloso trabajo “Patinando en el olvido“, en el que hace un recorrido del skateboard en Castilla y León.

Hoy hablamos de #Skate en Valladolid con @slappyskateshop, @botijoindoor y @AlvaroPiquero Clic para tuitear

Breve historia del skate

En la década de los 50, los surferos de California buscaban una manera de poder practicar sus técnicas en tierra. Engancharon unas ruedas a sus tablas y se lanzaron por las laderas. Este nuevo estilo que se denominó “land surfing” fue el precursor del skate boarding.

Los inicios

portada revista life
Portada de la revista “Life” de 1965

Años más tarde, Alan Gelfand golpeo la parte trasera de su tabla y despegó del suelo. Este salto, que pasó a denominarse “Ollie”, marcó la diferencia entre el land surfing y el skateboarding. Una vez que se despegó del suelo, multitud de movimientos nuevos aparecían.

Y así fue creciendo un deporte que podía ser practicado por todo el mundo, y suponía una constante superación personal.

Lamentablemente, en el año 65 protagonizó la portada de la revista Life, y el reportaje principal decía del skate lo siguiente: “el más excitante y peligroso vehículo a parte del coche de carreras. Dos pies (60cm) de madera o plástico sobre ruedas, produce al usuario experimentado la excitación del esquí o el surf. A los inexpertos les da el efecto de haber pisado una piel de banana mientras se abalanzaban por las escaleras. Es una amenaza tanto para las extremidades e incluso para la vida”.

Indudablemente, el skate había sufrido su peor varapalo, y a pocos años de nacer. La Asociación Médica de América declaró que los skaters eran “una amenaza médica”.

Actualmente el skateboard es deporte olímpico

El skate resurge y se bate el cobre con los impedimentos legales

skate en la pared
Early grab a bs de Adrián Pérez

Varios fueron los precursores del resurgir del skate. Las modificaciones en las tablas de Richard Stevenson, para darle mayor manejabilidad o la introducción de las ruedas de poliuretano por parte de Frank Nasworthy, por ejemplo. Pero, fue la proyección de la película Skater Dater, nominada por la academia, puso de nuevo el skate en los pies de los niños americanos.

Estamos a principios de los 80′ y el skate sale a las calles. Es entonces cuando la ley se vuelve implacable con los que lo practican. Algunos países como Noruega llega hasta a ilegalizarlo, y los skaters se tienen que mudar a los skateparks, aunque hasta ahí tienen problemas.

Llegan los 90 y las tablas vuelven de nuevo a rodar. Asociándose al movimiento Hip Hop que surgía en las calles de Estados Unidos, el skate se convierte en una forma de vida. Casi en una religión. Desgraciadamente, hasta la actualidad mantiene esa asociación con lo ilegal, que grupos como el que están formando hoy Botijo Indoor, pretenden desmitificar.

El skate en Valladolid

360flip marcos herguedas
360 flip de Marcos Herguedas

Actualmente en Valladolid tenemos 2 skateparks. uno de ellos está situado cerca del Auditorio Miguel Delibes y otro está en el Pinar de Antequera. también hay un skatepark detrás de Hipercor (que pertenece a Arroyo del Encomienda).

portada
Tail slide Zoilo Alonso- Vielba

Estos lugares son los idóneos para practicar el skate: están acondicionados con todos los elementos necesarios para realizar los trucos. Además, cuentas con la ventaja de que no tendrás ningún problema ni riesgo con los viandantes, como te puede pasar en la ciudad.

A pesar de tener estos espacios, se echa de menos algún skatepark en la zona centro de la ciudad. Para los menores que patinan, tener que desplazarse tan lejos para practicar su deporte favorito es muy dificultoso. Supone a veces un riesgo para ellos. Aun así, mantienen su afición, porque se ha convertido en un modo de vida para ellos. Por eso, es fácil que te los encuentres patinando por la plaza de Portugalete o por Recoletos. Ellos demandan un lugar en el centro donde poder patinar sin riesgo, ni para ellos ni para los viandantes. Es curioso lo que llegan a decir cuando les preguntas:

Juan, 16 años, sobre el apoyo institucional:

“Parece que prefieren que estemos bebiendo antes que haciendo deporte”

Lorena, 14 años, sobre la falta de espacios en el centro:

“Siempre nos dicen que nos vayamos a los Skateparks. A mí no me dejan ir sola, y mis padres no siempre pueden llevarme. Alguna vez me voy a escondidas al del pinar”

Fer, 13 años, sobre la actuación de la policía:

El otro día estábamos cinco chicos patinando en Portugalete y cuando ya estábamos sentados en el banco pasó la policía, se acercaron a nosotros y nos dijeron:

-“como os veamos patinar aquí os vamos a multar así que marchaos”, yo me levanté para irme, puse el patín en el suelo y acto seguido me gritaron:

-“suelta el patín y sepárate” me asusté.

La gente que estaba de paseo decía:

-Dejadles en paz hombre que son niños y no están haciendo nada. Me puse a llorar porque querían multarme y quitarme el patín”.

Parece que actualmente, la Concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Valladolid, tras alguna reunión con los skaters, está buscando soluciones al respecto. Espero que pronto pueda dar buenas noticias a todos los que practican skate en Valladolid.

Otro lugar estupendo para practicar el skate, y del que te hablo inmediatamente, es el Botijo Indoor Boardhouse.

Slappy Skateshop y Botijo Indoor Boardhouse

chivi y fito en slappyFito y Chivi son dos skaters que llevan toda la vida desplazándose sobre cuatro ruedas y una tabla. Son un claro ejemplo de lo que supone convertir tu pasión, en tu modo de vida. Casi dos años hace que emprendieron la actividad en Slappy Skateshop. Esta tienda, cuenta con todo lo necesario para skate, y ya se han afianzado como elemento imprescindible para la práctica del skate en Valladolid.

Quizá, después de leer este post, estés pensando en adentrarte en el mundo del skate, y te surja la duda más importante: “¿Por dónde empiezo?”

Bueno, pues si ese es tu único problema, no tienes nada de qué preocuparte. Acércate por la calle López Gómez 30, y ellos te informarán de todo lo que necesites. Tablas, ruedas, rodamientos,  protecciones y lo más importante, los mejores lugares de la ciudad para patinar.

Además de los skateparks, que son los sitios idóneos para que puedas patinar tranquilo y sin problemas, desde hace un tiempo funciona en Valladolid el Botijo Indoor Boardhouse. Y ¿qué es esto con este nombre tan largo? Pues algo estupendo. Una asociación deportiva sin ánimo de lucro. Se creó en Valladolid en 2014 para el fomento del skateboard en un espacio cubierto y con la que realizan actividades en conjunto.

Los fines de semana se dan clases para todas las edades. Durante toda la semana, exceptuando los lunes, está abierto para poder patinar. Tan solo por 3 euritos, puedes patinar toda la tarde y hacerte un experto. Puedes consultar los precios en su página de Facebook, en Slappy o pasarte por allí y verlo tú mismo.

panoramica del botijo indoor boardhouse
Clase de fin de semana en Botijo indoor Boardhouse

Valores que promueve el skate

barnacity
Backward Nosegrind Marcos Herguedas

Pasar unas pocas horas con más de 25 niños, niñas y mayores que componen el grupo de skate que se reúne en Botijo Indoor Boardhouse, hace que te des cuenta que es un deporte muy diferente a lo que pensabas. El skate supone por un lado la superación personal. Te marcas retos que solo la constancia puede hacer que superes. Pero por otro lado, el skate supone compañerismo, una actitud de apoyo y aceptación del otro. En todas las horas que he podido pasar con ellos, no he visto nunca una risa malintencionada, un reproche o una mala cara.

Por el contrario, sí que he visto la alegría de los demás cuando uno conseguía superar un reto. He podido ver la mano tendida hacía algún novato que caía sistemáticamente, dejando claro que la vida es eso. Marcarse objetivos, caerse, levantarse y repetir hasta conseguirlos.

Ya tienes el gusanillo en el cuerpo verdad. Estás deseando practicar skate en Valladolid

Pues no lo dudes ni un instante.

¡Pon tu vida sobre ruedas!

 

Deja un comentario

¿Qué te ha parecido?

A %d blogueros les gusta esto: